Tus pago en un lugar seguro

Los medios de pago online de cosmetic-nails.com y los pagos ofrecidos por las entidades bancarias están basadas en servidores seguros, que garantizan que la información que circula entre nuestra tienda virtual y el banco esté protegida, sea auténtica y no pueda ser utilizada por terceros, por ello se emplean algoritmos de protección como SSL.Un servidor seguro proporciona tres garantías de seguridad:
  • Autenticidad. Permite tener la certeza de que los datos del pago se están enviando al auténtico servidor del banco.
  • Confidencialidad. Asegura que los datos, en el caso de ser capturados por un tercero ajeno a la transacción, no podrán ser empleados ya que viajan cifrados.
  • Integridad. Garantiza que los datos que llegan al servidor del banco no se han alterado por el camino (Internet), detectándose a través de los mecanismos de seguridad de SSL cualquier alteración.
Las pasarelas de pago emplean dos protocolos estándar de seguridad, SSL y SET que permiten encriptar los datos personales que viajan por la red, de forma que sólo puede ser interpretada por el sistema del cliente y el del servidor, evitando un acceso no autorizado.
El más empleado, por su simplicidad, es el SSL (Secure Sockets Layer) cuyo uso principal es cifrar el número de las tarjetas de crédito al realizar cualquier transacción online. El protocolo SSL ofrece servicio de cifrado de datos, autenticación del servidor, integridad de mensajes y, en menor medida, la identificación del cliente para conexiones TCP/IP (protocolo empleado en internet). SSL proporciona un canal electrónico seguro para realizar transacciones entre los servidores (banco, entidad emisora de la tarjeta y tienda online) y los navegadores a través del cual, cifrando los datos de compra, se pueden celebrar transacciones electrónicas con seguridad.
Nuestros metodos de pago cuenta con el certificado por  SET (Secure Electronic Transaction), es un conjunto de normas de seguridad cuyo fin es asegurar la identidad de las personas que participan en una transacción electrónica, proteger la información que se envía y garantizar que esta no ha sido manipulada en este proceso. Para ello emplea certificados digitales y software de encriptado que lo hacen más complejo de usar y por lo tanto más difícil de implantar que el SSL.